20 marzo 2009

Previo 2009: McLaren




Pasemos a hablar de la sorpresa desagradable -según para quién- de la pretemporada: Vodafone McLaren Mercedes.

No es algo tan extraño si se piensa bien: De perjudicar a alguien, ¿a quién perjudicará un reglamento radical que obliga a tirar todos los diseños del 2008? Pues al que le cogió el tranquillo a los coches como venían siendo hasta ahora, ya que se encuentra con una hermosa piedra en el camino que le puede hacer tropezar si se está mirando a otra cosa, como puedan ser las últimas evoluciones del año para hacerse con el título. El MP4-24 empezó muy bien, era uno de los contados coches a los que poder calificar de bonito, y en los escasos días en los que hizo Sol en enero en la Península, marcó la pauta. Pero llámalo paso adelante de los rivales, llegada de nuevos coches o problemas ocultados al encabezar las tablas, los meses siguientes se los han pasado tiñendo de verde el monoplaza para averiguar qué le pasa al flujo de aire y decidirse de una vez por el alerón correcto. ¿Lo habrán encontrado para Australia? Los mandamases se temen que lleve bastante más tiempo.

Hablando de mandamases, el tipo de los últimos veinticinco años se ha hecho a un lado, y ahora se podrá dedicar plenamente a lo que más atención ha dedicado en esta última década: A dirigir McLaren Corporation. Su eterno delfín, Martin Withmarsh, hereda sus poderes en el muro de boxes. No creo que suponga un gran problema cuando el único cambio es éste y sigue siendo alguien de toda la vida.



Lewis Hamilton ha demostrado que es un grande, capaz de enfrentarse a cualquiera, capaz de ser regular, capaz de ser ultrarrápido, pero está por ver si, ya con más experiencia, es capaz de ser todo eso a la vez. Si lo consigue... Importa poco, porque la regularidad ya no te vale para ganar el título. En cuanto a Kovi, o mejora algo o su supervivencia en F1 se verá más amenazada que la de Brackley a lo largo del invierno. En cualquier caso, es el segundón que McLaren necesita.

Mi pronóstico: Creo a Haug y a Whitmarsh cuando admiten que hay problemas serios y que no se solucionarán rápido. Pero precisamente porque pueden tener que cambiar el coche de arriba a abajo, y porque llevan motor Mercedes, podrán copiar mejor que nadie las presuntas genialidades de Brawn GP, así que los veo candidatos fáciles a la victoria a partir de Mónaco o Turquía. Pasa como cuando Lewis estrelló la trasera de su coche en Mónaco: En última instancia le permitió ganar la carrera -y el título- al verse obligado a cambiar la estrategia. ¿Será suficiente para coronarse? Ahí ya no dependen de ellos.

4 comentarios:

Manuel Ángel Gil dijo...

Bueno, estoy en parte de acuerdo contigo, y en parte no, sergio. Creo que parte de culpa de este desastre lo puede tener el que RON no haya estado tan encima como otras veces. SI recordamos, esto ya paso en el año 2003 y 2004, y la sombra de la duda emerge de nuevo para este año.

SI el coche no funciona desde ya, ya se pueden polvidar de títulos del mundo y demás historias, ni va a coger a Ferrai, ni a Fernando ni a Kubica, así que se tendrán que dedicar a ganar algunas carreras cuando solucionen el problema.

Lo pero de todo, es el espatoso ridículo qu ehan hecho todos estos días ocultando la verdad, y dejando ver que habían encontrado una solución tremebunda, y que tenían un choe ganador.... ¿o puede que todo sea una estrategia? ¡¡nos quedarçíamos flipados, si resulta que el 'pepino' de 2009 fuera el McLata...

Un abrazo, sergio...

PD: a ver cuando hacemos alguna colaboración como en los viejos tiempos, ¿eh? Hemos estado preparando el previo de thef1.com y estoy seguro que te hubieses apuntado, ¿no? Lo tenemos en cuenta para el futuro, si es que es así, compañero

Carlos García-Alcañiz Mena dijo...

Hola Sergio. Gracias por visitar mi blog, jeje. No estudio en la complutense, sino en la URJC, en Fuenlabrada. A ver si termino ya y me meto de lleno en Car and Driver, que necesito a mis coches como el oxígeno para vivir!!! jeje.
Un abrazo tío!

Sergio dijo...

Claro, Carlos, qué cosas tengo, si tu perfil dice que eres de Fuenla, blanco y en botella...

Mi postura es que ahora tendrán un jefe de equipo entregado 100% a la F1 y saldrán ganando de ello. Whitmarsh si podrá ser alguien que esté tan encima como Dennis en los viejos tiempos.

En fin, los problemas ya los han reconocido.

Y, sí, ¡podéis contar conmigo para echar una mano -al teclado-!

Manuel Ángel Gil dijo...

Perfecto, lo tengo en cuenta, Sergio..

Un abrazo