01 julio 2009

Siempre por delante

Theissen: Las normas para los adelantamientos necesitan trabajo

El destino quiso que el pasado Gran Premio de Gran Bretaña arrojara una preciosa lucha en las posiciones más retrasadas, en las que los pilotos más adelantados de la parrilla mantuvieron una dura pugna por el enésimo puesto, llegando a generar dos cambios de plaza en más o menos el mismo número de vueltas.

Por su parte, otro que tampoco es manco, Robert Kubica, también se tiró al exterior de Stowe para dedicarse a molestar a gusto al vigente campeón de ahí en adelante.

¿Y qué me dicen de Jenson Button? Apenas había empezado la carrera y se había hundido como corresponde al que sale por la parte sucia, aprovecha un error de Massa para ponerse al frente -hasta que la estrategia cundió más al brasileño-.

Y por si todo esto fuera poco, uno casi podía pensar que los morros de Hamilton y Alonso estaban buscando el agujero del reciente multidifusor de los BMW para encajarse en él, cual chuchos olisqueando el trasero de un semejante. Oh, sí. Esto sí que son batallas cuerpo a cuerpo.

¿En cuántas carreras de F1 podemos señalar tantas maniobras como en esta traca final de Silverstone? Es más, ¿en cuántas carreras en seco podemos encontrar algo parecido? No fue para tirar cohetes, y si todo eso hubiera sido en posiciones más adelantadas, léase Webber-Barrichello, habría quedado niquelado, pero debemos estar satisfechos, ¿no? Hemos sabido ir de A a B de momento, ¿verdad? Al menos, debería estar satisfecha toda esa marea que clama por más adelantamientos, y a la que yo le pregunto: Si tan importantes son, ¿cómo os aficionásteis a este deporte, en primer lugar?

Y ahora Mario Theissen, entre otros, se ha erigido en portavoz de la marea y afirma que no está satisfecho. ¿Bastará el día en el que en cada curva de cada vuelta un coche se ponga por delante de otro? ¿O entonces empezaremos a lamentarnos de que en las rectas "falta espectáculo"?

Se pone muy verde a la FIA por querer convertir la F1 en F3, pero el mundo entero parece empeñado en convertirla en Moto GP.

Ale, ya está, algún día tenía que escribir sobre esto. Algún día tenía que decir en mi blog que lo que a mí me vuelve loco de la F1 es cómo todo lo que permite el reglamento se exprime al máximo para alcanzar la máxima posición posible en la clasificación final. Y entender cómo se ha llegado hasta allí gracias a la técnica, aerodinámica, neumáticos, estrategia, estilo del piloto y en general su destreza y arrojo, incluso su carácter, administración del equipo... Y, sí, también mediante adelantamientos. Pero ni mucho menos los tengo en un pedestal frente al resto de factores.

Para eso me hago un blog, ¿no?

3 comentarios:

Carlos García-Alcañiz Mena dijo...

Me sorprendió, como creo que a todos, la posición 'tan' retrasada de Button, pues como bien decía Lobato, lo de engañar mediante comunicados en los que Brawn GP proclamaba que tenía problemas era ya una tónica general, y todos conocemos ya el resultado.

Sergio dijo...

A mí no me sorprende que cuando los comentaristas se pasan la retransmisión insinuando que va sobrado, ¡lo acaben gafando!

Sergio dijo...

A mí no me sorprende que cuando los comentaristas se pasan la retransmisión insinuando que va sobrado, ¡lo acaben gafando!