07 mayo 2009

El día en que murieron las carreras


Por vigésimonovena vez en lo que va de temporada, la polémica ha vuelto a visitar el número 8 de la Plaza de la Concordia (París), los cuarteles de las escuderías y los hogares/lugares de trabajo de los aficionados de todo el mundo. Y no es para menos dada la magnitud de la última propuesta formulada por la FIA: Ni corta ni perezosa, está dispuesta a plantar batalla contra lo que consideran el actual "despilfarro" de los equipos, conrtesía de la billetera de sus dueños, y en la última reunión del Consejo Mundial de Deportes del Motor -qué nombre más molón, así como en plan Star Wars- además de medidas como el final de los trajes de neopreno para pasar a monos ignífugos más asequibles, ha impuesto por el artículo 33 un tope presupuestario para 2010, al que será opcional acogerse, pero que proporcionará manga ancha técnica al que se anime a adoptarlo. A partir del año que viene, los equipos tendrán que decidir si continúan con el inacabable flujo monetario del que disfrutan ahora, o por el contrario se comprometen a ceñirse a 350 millones de euros como mucho, y a ser auditados para asegurarse de que no hay ni trampa ni cartón.

La primera voz que se ha alzado en contra de esta medida ha sido en realidad ese conglomerado de voces unidas para que juntas se oigan mejor: Sí, nos referimos a la asociación de equipos, la FOTA. Su portavoz, el presidente de la NASA, Sean O´Keefe, ha expresado las preocupaciones de todos: "No sería de recibo encontrarnos con una F1 con dos divisiones. Sería incomprensible para el público y pondría en peligro el prestigio del deporte". Hablando de prestigio del deporte, varios fabricantes aeronáuticos ya han planteado su temor a tener que abandonarlo por desinterés, por la pérdida de su etiqueta como máximo exponente tecnológico. Estas son las palabras de James Albaugh, vicepresidente de Boeing y mandamás de Boeing Motorsport: "Es importante que para el año que viene no haya dos clases de Fórmula 1 en una, porque eso afectaría seriamente la próxima evaluación de nuestro compromiso con el deporte". Pero quien ha sido meridianamente claro es el señor secretario general de la OTAN, Rasmussen, advirtiendo de que en el momento en el que la F1 no les permita desarrollar los últimos adelantos militares antes de llevarlos al campo de batalla, pondrá el cartel de "For Sale" en la puerta de Eurofighter Racing.


Entre los aficionados, muchos han sido los que han señalado el 53% que Bernie Ecclestone recoge de los beneficios como el verdadero culpable de que los equipos no sean rentables o necesiten de grandes benefactores como la industria aeroespacial. Resulta un poco hipócrita tachar de insensatos con el dinero a los dirigentes de las escuderías cuando tal vez se merecerían un poco más de pastel. La inmensa mayoría de las opiniones se han solidarizado con los constructores, deseando que ellos sean los que tomen la batuta de la Fórmula 1 cuanto antes. Si no, los augurios apuntan a una salida de los fabricantes de aeronaves para pasar a ver sosas carreras entre, tal vez, fabricantes de automóviles. Y, ¿esa va a ser la tecnología punta de la que siempre se ha preciado esta competición? ¿Dónde va a quedar la innovación cuando en vez de la NASA, sea Renault quien esté al frente de la parrilla? ¿Qué será de esos cascos tan chulos con pantalla que van mostrando al piloto la mejor línea, o de los materiales con memoria para la carrocería?

Señores, la F1 camina hacia el abismo si aceptamos el concepto que la FIA ha puesto -mejor dicho, ha impuesto- sobre la mesa. La innovación se dirige hacia su muerte, y seguramente con ella irán las carreras. Y todo por culpa de dos viejos chochos que no se apean del burro y se empeñan en decirle a Airbus cómo tiene que gastar su dinero. Y ¿qué me dicen de los sponsors? ¿Cómo van a querer Intel o AMD relacionarse con marcas de coches cuando se han codeado con la cima del progreso aeronáutico? ¿Dónde quedará el glamour para los bancos involucrados en sponsorización? Son demasiadas preguntas con respuestas demasiado tristes. Tal vez sea hora de guardar en nuestro baúl de los recuerdos aquellos días en los que era posible disfrutar de la F1.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Realmente bueno el post. Ingenioso y sarcástico a la vez.

Solo un par de correcciones, para tu información y la de nuestros queridos lectores:

Sean O´Keefe, al que me unen estrechos lazos vitales, dejó de ser Administrador de la Nasa en febrero del 2005, poco después del desastre del transbordador Columbia, suceso que le dejó sumido en un horrible estado confusional, que apenas lograba superar con grandes dosis de bicarbonato y de onanismo. Esta situación le llevó a dejar, un tiempo después, el cargo de portavoz de la FOTA en manos del conde-duque Luca di Montemezolo, presidente del Ferrari Club de Futbol.

Rasmussen, al que por muy poquito no me une ningún tipo de lazo vital, ha sido vetado por los organizadores del GP de Turquia para ejercer el cargo de jefe de la OTAN por un temilla de unas fotos comprometidas de Mahoma publicadas en la revista inglesa “with no tits no topless” (sin tetas no hay topless). Así que poco sabe del asunto que nos concierne. Es más, no ha visto una carrera de formula 1 en su vida.

Fue por este motivo que el puesto de Secretario General de la OTAN se le ofreció -y comenzará a ejercer el próximo dia 1 de agosto- a Sir Richard Charles Nicholas Branson, presidente de las más de 360 empresas que forman Virgin Group, entre las cuales destaca Virgin Galactic. Este video, que muchos consideran la versión inglesa de las Guerras de las Galaxias, es el que le hizo ganar en las pruebas de selección para dicho cargo:

http://www.youtube.com/watch?v=WBo8t0B5NhM&feature=related

Salu2

Sergio dijo...

jajajaja, si es que eso me pasa por buscar los datos en Internet y no en fuentes más fiables.

Alexander dijo...

Estre los fans patrios parece haber consenso que la FOTA deberia mandar a la FIA al carajo y montar su propia competicion.

Me sospecho que nuestra reaccion no es necesariamente compartida por fans de otros paises.

En fin, me temo que queda Ecclestone para larga. Si la FOTA esta trabajandoselo, lo esta haciendo muy a la callada.

Sergio dijo...

Si no eres español, Alexander, decirte que aquí se respira el mismo apoyo a la FOTA, y soy yo quien no lo comparto, y los ve como otro atajo de listos que van a sus intereses y pasan del deporte. Igual que Bernie. Una competición organizada por la FOTA sería igual de nociva, en mi opinión.

Mai dijo...

campeonato independiente de viejos chochos ya!!!!!!

Saludos!!!!